9 enfermedades de la pie y del sistema postural

20 de enero de 2023 by cmruizco
pie-diabético-d.jpg

Sí, es cierto que los pies constituyen una parte del cuerpo que suelen sufrir un abuso diario e intenso al caminar, correr, saltar y trepar. De allí, que estén sujetos a diferentes tipos de problemas de postura y pisada de los que debemos ser conscientes para ayudarlos a corregir y tratar adecuadamente.

Nuestros pies sufren desde lesiones hasta inflamación, inclusive varios tipos de daños y mal funcionamiento pueden provocar problemas graves si no hay los cuidados correspondientes.

Comenzaremos por decir que los pies están formados por hasta 26 huesos cada uno, por lo que son considerados en una de las áreas más complejas del cuerpo. En promedio, una persona caminará aproximadamente 150 mil millas durante toda su vida, es decir, el equivalente a caminar alrededor del mundo unas seis veces.

Entre los factores que afectan al pie, destacan el calzado inadecuado, la diabetes y el envejecimiento, entre otros. En este artículo os contaremos sobre las inquietudes más comunes sobre los pies, sus causas y cuándo buscar tratamiento para las enfermedades más comunes del pie y del sistema postural en Águilas.

 

9 Enfermedades del pie y del sistema postural

 

  1. Pie de atleta:

Se produce más comúnmente al caminar en áreas húmedas. Puede ser muy contagioso, ya que consiste en una infección micótica de la piel, que suele aparecer entre los dedos. Causa una gran incomodidad, picazón e incluso dolor, y es fácilmente transmisible en gimnasios y duchas.

Se sugiere evitar usar zapatos abrigados y húmedos, los que pueden hacer que el hongo crezca y se propague. Entre sus síntomas más frecuentes es la picazón, agrietamiento, ampollas y descamación de los pies, iniciando desde el cuarto y quinto dedo y luego se extiende hacia todo el pie.

Se recomienda mantener los pies limpios y secos, y secarlos con una toalla aparte. Los tratamientos antimicóticos están disponibles en la mayoría de las farmacias, incluyendo aerosoles, polvos o lociones para aplicar en los pies.

 

  1. Juanetes:

Es una enfermedad que suele ser producida por el calzado particularmente ajustado o angosto. Son considerados como anomalías de los pies, lo que hacen que se desarrolle un bulto en la articulación del dedo gordo. Los médicos llaman a los juanetes “hallux valgus”, y son las mujeres las que tienen más probabilidades de tener juanetes debido al uso de zapatos angostos y tacones.

Por otro lado, tener antecedentes familiares de juanetes también es un factor de riesgo; así como otras afecciones, incluyendo la artritis reumatoide o la poliomielitis, aumentan la probabilidad de desarrollar juanetes. Entre los tratamientos más recomendables, además del quirúrgico, aplicar hielo para reducir la inflamación y usar plantillas o férulas hechas a medida en Águilas, si lo indica el especialista.

 

  1. Neuropatía diabética:

No se trata de una afección, sino un grupo de afecciones las que causan daño a los pies, debido a la diabetes principalmente. En general, los niveles altos de azúcar en la sangre pueden dañar los nervios, especialmente los de los pies; más aún en pacientes con antecedentes de tabaquismo, alcoholismo o antecedentes de neuropatía diabética en la familia.

Los síntomas entumecimiento, hormigueo y dolor en los pies, lo que contribuye a un mayor riesgo de que una persona experimente cortes o lesiones en los pies. El tratamiento adecuado es mantenerse sano y controlar el azúcar en la sangre, hacerse exámenes periódicos de los pies y buscar atención médica si identifica alguna herida en los pies.

 

  1. Uñas encarnadas:

Usar calzado ajustado pueden causar uñas encarnadas, las cuales producen malestar si no se tratan, ya que se pueden infectar. En muchos casos, si la uña comienza a crecer hacia los bordes, lo que puede causar mucho dolor e incomodidad; además, de enrojecimiento, hinchazón o incluso secreción de la uña del pie.

En general, existen varias formas de tratar y prevenir las uñas encarnadas, incluyendo un correcto lavado de pies con jabón antibacterial y mantenerlos limpios y secos; así como un corte de uñas en línea recta, principalmente después del baño cuando las uñas están blandas. Evitar cortar las uñas en forma redondeada y el uso de zapatos que queden bien y que no sean puntiagudos.

 

 

  1. Fascitis plantar:

Esta es la causa más común de dolor en el talón, que se presenta cuando la fascia plantar en la parte inferior del pie, la cual se inflama. Este ligamento es responsable de sostener el arco del pie y las fascitis es una inflamación cuya causa no es clara. Los factores de riesgo incluyen la obesidad, tener un arco muy alto, tener tensión en los músculos de la pantorrilla y participar en actividades que presionan repetidamente el talón, como correr.

Estos casos de fascitis plantar se puede controlar con tratamiento en casa, con descanso y aplicación hielo para reducir la inflamación. Además, se prescriben medicamentos antiinflamatorios no esteroides, como el ibuprofeno o el naproxeno sódico, para ayudar a controlar el dolor. En casos más acentuados, se sugiere la fisioterapia regular o consultar con un podólogo.

 

  1. Ampollas y callos:

Son producidos por diversas causas, desde los pies sudorosos ( y que forman ampollas después de correr o caminar). Las ampollas son bultos llenos de líquido y generalmente no son una preocupación grave y es mejor no reventar las ampollas y dejar que se curen solas.

En tanto, los callos aparecen como parches de piel gruesa en las plantas de los pies o en los dedos de los pies. Normalmente, son indoloros al comienzo. Estas áreas se forman para proteger la piel y evitar que el cuerpo forme ampollas o callos, los cuales sueles ser causados por juanetes, dedos en martillo o zapatos que no quedan bien.  En algunos casos, el médico puede recomendar la extirpación quirúrgica.

 

  1. Espolón del talón:

Es una calcificación que se forma entre el hueso del talón y el arco del pie. En muchos casos no hay síntomas, pero en otras, puede ser doloroso y causar inflamación. No se diagnostica fácilmente y requiere imágenes médicas para confirmarla, pero se trata de una afección causada por la tensión prolongada en los músculos y ligamentos, acentuado por artritis, exceso de peso corporal y por usar zapatos inadecuados.

Entre los tratamientos adecuados, se incluyen compresas frías, inyecciones de medicamentos antiinflamatorios, analgésicos, reposo y plantillas hechas a medida.

 

  1. Dedo del pie en garra:

Se presenta cuando la primera articulación del dedo apunta hacia arriba y la segunda articulación hacia abajo; en algunos casos desde el nacimiento y en otros aparece de repente. En general, no causa molestias, para en otras puede ser doloroso; puede ser signo de otras afecciones, como diabetes, artritis reumatoide y parálisis cerebral.

Los tratamientos para el dedo del pie en garra pueden incluir férulas, zapatos adecuados, ejercicios, ciertos medicamentos y hasta cirugía.

  1. Hematoma por cálculos:

Es también llamada metatarsalgia y pueden aparecer después de ejercicios de alto impacto o por llevar zapatos que no quedan bien. En el área entre los dedos y el arco del pie puede sentirse adormecida con dolores agudos ocasionales, como si hubiera una piedra en el zapato, pero se trata del hematoma. Los síntomas pueden empeorar con el tiempo.

El tratamiento incluye descanso, aplicar una bolsa de hielo y el uso de zapatos adecuados. Si el dolor no mejora o empeora, es importante consultar a un médico especializado o podólogo.

 

 

 

Si quieres conocer más sobre nuestros servicios, haz clic aquí.

No te pierdas toda la información publicada en nuestras redes sociales:

Facebook

Instagram

Twitter

LinkedIn

Centro Médico Ruiz Collado 2021 | MEJORA TU SALUD, VIVE TU BELLEZA

es_ESSpanish